ARTICULO

  ¿Quienes son los takfiris? 

 


  

  

Fuente: www.aslama.com

 

Takfiríes viene de takfir: apostasía. Concepción que considera apostasía cualquier desviación con respecto a lo que ordenan mullahs fanáticos pagados por los saudíes y los qataríes corrompidos. Manera de construir milicia terroristas fascistas como las que atacaron a los progresistas en Afganistán, Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Argelia, Chechenia, Tayikistán, China, Libia, Siria, Irak, Egipto...

Estrangulan a mujeres, decapitan hombres, asesinan colectivamente a soldados de países, hacen las atrocidades más grandes nunca antes vistas. Su nombre: Takfiríes, que en nombre de su dios, un dios torcido entre el flujo de dólares y una bizarra interpretación del Islam, matan a placer para extender su dominio.

Son un club del odio integrado por sicarios de diferentes nacionalidades, chechenos, tunecinos, saudíes, que sin corazón y odiando la vida atacan a discreción lo que se les cruce en el camino.

Además esta peligrosa secta ahora también recluta jóvenes fracasados de Europa o Canadá, que los convence del odio para viajar a Oriente Medio a matar gente.

Los takfiríes forman a los grupos terroristas más peligrosos hoy, como el llamado Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que está sometiendo a esa nación, o como Al-Qaeda, o el mismo Boko Haram en África. Los takfiríes: ¿Quiénes son? ¿Quién los alimenta? ¿Qué persiguen? ¿Cómo surgieron?

¿Quienes son los Takfiris?

 

Las fuentes del pensamiento takfiri.

 

«Jama’at Al-muslimin», más conocida bajo el nombre «jamat al-takfir wa alhijra» , es un movimiento islámico radical que sigue el mismo camino que los Khariji, y que adoptan un mismo razonamiento.

Este movimiento apareció en las prisiones egipcias, y cuando sus adeptos fueron libertados, su pensamiento se difundio y sus adeptos se multiplicaron en Egipto, particularmente entre los estudiantes.

  

I- Fundación del movimiento y personajes claves:

La ideología del takfirismo se desarrolló en las cárceles egipcias, notamente después del encarcelamiento y la ejecución del mártir Sayed Qotb (rahimahu llah rahmatan wasiha) y de sus hermanos bajo orden de Jamal Abdel Nasser, el presidente egipcio de la época.

Los partidarios de los «hermanos musulmanes» y los piadosos afiliados a su religión eran perseguidos y encarcelados en las prisiones de Nasser. Les fueron infligido todos tipos de torturas, de humillaciones y de maltratos que no pueden ser citados, más horribles e inhumanos los unos que los otros, y muchos cayeron mártires bajo la tortura. Es en este ámbito mórbido y de terror que fueron plantadas las semillas de la ideología del extremo, regadas por la inhumanidad y el sadismo de los torturadores, y así, el takfirismo echó raíces en un ámbito y un clima muy favorable.

En 1967, la seguridad interior egipcia pidió a todos los Imames y predicadores encarcelados en las prisiones declarar públicamente su apoyo al presidente Jamal Abdel Nasser. Los prisioneros se escindieron en tres grupos:

 
- Un grupo respondió inmediatamente a favor de Nasser y le dieron su apoyo, pretendiéndose los portavoces de todos los prisioneros. Resultó después que la mayor parte de ellos trabajaban para los servicios de seguridad interior egipcios y tenían como misión de infiltrar los movimientos islámicos.

 
- Un otro que era compuesto de la gran mayoría de ‘Ulama (sabios) e Imâmes encarcelados prefirieron guardar el silencio y quedarse neutros. No dieron su apoyo a Nasser pero tampoco se opusieron a él, cansados y coaccionados por las torturas.

 
- Finalmente el último grupo rehusó categóricamente sostener al presidente, declarando Nasser y su régimen incrédulo, y consideraron a los que sostenían al régimen apostatas del Islâm. Y los que no les consideraban incrédulos (Kafir) eran ellos también incrédulos. Para ellos, la sociedad en general era incrédula y los actos de adoración de esta gente para Allah (subhanahu wa ta’ala) eran en vano porque se avasallan al régimen. El líder de este movimiento y su ideólogo era el Sheykh Ali Ismail.

  

Principales personajes:

 
El Sheykh Ali Ismail era el Imâm de este grupo en la carcel. Diplomado de la universidad de al-Azhar, era también el hermano del Sheykh Abdelfatih Ismail (rahimahullah) uno de los seis mártires que fueron ejecutados con Sayed Qotb.

Es el ideólogo del movimiento y él es quien intentó establecer las bases jurídicas del takfirismo, apoyándose en el Coran, la Sunnah auténtica, la «sira» del Profeta (sallAllâhu ‘aleyhi wa sallam), utilizando los argumentos de los khawarij. Es solamente después que se arrepintió por sus ideas.

El que tomó el relevo fue Shukri Ahmad Mustapha, nacido en 1942 en Egipto. Fue detenido en 1965 por hacer parte del movimiento de los “hermanos musulmanes”, tenía entonces 23 años.

Se volvió el líder del movimiento en la prisión después de que el Sheykh Ismail se haya retractado.

En 1971 fue soltado y empezó a establecer las bases del movimiento. Pidio a los miembros avasallarse a él en calidad de jefe de los creyentes (amir al muminin) y dirigente del movimiento. Designó después un amir para cada región de Egipto.

El 26 de octubre de 1973, fue nuevamente detenido por la policia, que le sospechaba tener actividades clandestinas. Después de la guerra de Octubre 73 contra Israel, la justicia egipcia le indultó y fue soltado.

Volvió a sus actividades, pero de manera más intensiva. Trabajó para la propagación de las ideas del takfirismo. Envió gente al extranjero para difundir esta ideología, pero también para asegurar una mana financiera para el movimiento.

Shukri Musatpha ordenó a sus adeptas aislarse de la sociedad incrédula: no debían rezar, estudiar ni vivir sino entre ellos. Al punto que las personas dependían enteramente del movimiento en todos los aspectos de su vida. El que decidía dejar el grupo era considerado kafir, y era muchas veces ejecutado.

Estos grupos entraron entonces en guerra contra el régimen egipcio de la época, asesinaron varias personalidades y ministros del gobierno de Sadat. En 1977 Mustafa Shukri fue detenido y condenado a la pena de muerte con 5 de sus compañeros.

El 30 de Marzo, a la mañana del día de partida de Sadat hacia Israel, para su visita histórica, Shukri fue ejecutado con sus hermanos.

Después de haber pactado con los sionistas, Sadat fue matado a su vez, durante el desfile militar por Khaled Al-Islambuli.

  

II- La ideología y las creencias

 
El «takfir» (acusación de incredulidad) es uno de los dos pilares en los cuales se apoya esta ideología. Acusan de incredulidad a quien comete un gran pecado sin arrepentirse. Tampoco no son musulmanes los gobernadores que no aplican la “shari’a”, los pueblos gobernados también son incrédulos porque aceptan este estado y no se rebelan. Los ‘Ulama no escapan a la regla, pues son también considerados no musulmanes, porque no dicen que los pueblos y los gobernadores son incrédulos. En cuanto al que abraza las ideas del movimiento y que luego se retracta, es considerado apostata cuya sangre es lícita. Todos los grupos y movimientos islámicos son también considerados no musulmanes por este movimiento.

-Todos los que siguen las opiniones de los 4 Imâmes o los avisos unánimes (ijma’), aunque fueran los de los compañeros o por analogía (qiyas) etc… son asociadores incrédulos.

 -A partir del siglo 4 de la héjira hasta hoy en día, no hubo sino incredulidad (kufr) e ignorancia (jahiliya).

La «hijra» (migración) es el segundo pilar de la ideología. Se trata de aislarse de la sociedad ignorante. Consideran que todas las sociedades actuales son ignorantes (jahila). Lo que entienden por aislamiento es en realidad un aislamiento tanto físico como espiritual. Deben crear un ámbito en el cual el movimiento podría vivir el “verdadero Islam”, pretendiendo aplicar el método del Profeta (sallAllâhu ‘aleyhi wa sallam) y de sus compañeros en la época en que estaban en la Meca.

 
-La Historia del Islam no tiene ningún valor, porque la historia se resume según ellos a lo que fue relatado en el Coran únicamente.

 
-Tampoco no prestan ningún valor a las palabras y exegesis de los eruditos ancianos como contemporáneos, ya que la mayoría de ellos son apostatas.

 
-Pretenden tener como única fuente el Coran y la Sunnah auténtica, pero como la mayoría de las sectas y grupos extraviados (Ashab al bid’a) del Islâm, no toman en consideración del Coran y de la Sunnah sino lo que es conforme con su ideología.

 
-Preconizan el analfabetismo, basándose en una palabra del Profeta (sallAllâhu ‘aleyhi wa sallam) que dice lo que significa «somos una nación analfabeta…” realizando una interpretación simplista y literalista de este hadîth. Ordenan a los adeptos dejar las universidades y las escuelas.

 
-Prohíben las oraciones en las mezquitas, porque pertenecen al Estado y porque los Imames son incrédulos. Sin embargo es permitido rezar en 4 mezquitas: la de la Meca, la Medina, Quba en Arabia y la mezquita de Al quds en Palestina.

 
-Pretenden que su amir Shukri Mustapha es el Imâm al-mahdi, y que Allah cumplirá a través de él lo que no cumplió a través del Profeta Muhammad (sallAllâhu ‘aleyhi wa sallam), o sea la dominación total del Islâm sobre el mundo.

 
-Piensan que una guerra total acontecerá entre las potencias incrédulas en la cual se recurrirán a las armas de destrucción masiva, lo que hará regresar la humanidad hasta la época pre industrial.

Las guerras acontecerán entonces nuevamente de hombres a hombres con espadas y lanzas. Los musulmanes podrán entonces vengarse.

 
- Los dirigentes del grupo pretendieron haber alcanzado el grado de lo que llamaron  «al’ijtihad al mutlaq» (el esfuerzo absoluto), así que pueden contradecir la Umma (comunidad musulmana) entera y cuestionar todos los avisos precedentes de los «salaf as-salih» sobre los cuales no hay divergencia.